sábado, 29 de noviembre de 2008

La distancia adecuada


No se puede vivir desesperado toda una vida, el cuerpo termina doblegándose, el dolor termina haciéndose insoportable, la lucidez se escapa en grandes chorros fríos. El lector desesperado (más aún el lector de poesía desesperado, ése es insoportable, créanme) acaba por desentenderse de los libros, acaba ineluctiblemente convirtiéndose en desesperado a secas.

Roberto Bolaño - Los detectives salvajes

Qué difícil es guardar la distancia (estética) adecuada, que difícil no desgarrarse los nudillos con los dientes escuchando esta canción.

Nacho Vegas - Morir o matar


10 comentarios:

Marina dijo...

una de mis canciones preferidas del disco de christina. ésa, "tu boca" y "animales vertebrados". por cierto, escribes muy bien, felicidades por el blog ;)

saludos,
marina

mr.tambourine dijo...

Gracias, Marina, pero el 99 por ciento de los textos son citas ajenas.

A mi también me gusta mucho el disco de Christina. Buen complemento al de Nacho, le pone cítrico al licor.

Marina dijo...

de nada, mmm te has pasado con el 99 no? ya será menos :)

la verdad es que son geniales los dos. deberían venderlos como un pack :)se complementan mucho si, tiene una fuerza especial por todos los mensajes que hay entre líneas. son como una resurrección de gainsbourg-birkin.
cítrico al licor, jeje, muy acertado, esta sí es tuya no? :)

Sturm dijo...

Siempre es fantástico encontrar a otro fan de Dylan...Will you play a song for me?

Un saludo!

Marina dijo...

cuando quieras :)

mr.tambourine dijo...

Esta sí, 98 : )

El otro día me comentaba un amigo que la ruptura entre Loriga y Rosenvinge está siendo de los más productiva, artísticamente hablando. Por lo pronto ya ha insipirado una novela (parte del 98% y, en mí opinión, más bien mediocre) y dos de los discos (de forma directa uno y tangencial el otro) más atractivos de 2008.

Algo que no deja de ser paradójico y que como lector/oyente te plantea cierto dilema moral: ¿es lícito disfrutar del dolor ajeno?

Marina dijo...

tiene que ser muy raro, sobre todo desde el punto de vista de ray, ver a la madre de sus hijos con otro y encima sacando buenos trabajos.
respecto a lo de disfrutar del dolor ajeno, prefiero no verlo así. más bien lo veo como algo positivo que nace de algo que no lo es tanto. creo que tiene su encanto, y que hay dilemas morales peores que este, jeje. hay que quedarse con lo bueno, siempre.

mr.tambourine dijo...

En fin, yo suelo pensar que las obras que surgen de circunstancias autobiográficas extremas sirven a sus autores de catarsis, de exorcismo personal. Aunque tampoco lo tengo muy claro.

Lo que si tengo claro es lo que reconforta apoyarte en ellas cuando andas metido en un barro parecido.

Marina dijo...

eso está claro. la música es muy terapéutica. puede inspirarte, animarte, calmarte......es increíble el poder que puede ejercer sobre nuestro estado anímico. que haríamos sin ella...

espero que lo de andar en barro parecido no sea autobiográfico, jeje

mola tu blog rollo imagen + texto + canción. un mix interesante que se agradece. lo practicaré a menudo.

me voy a dormir, un placer haber encontrado tu blog, podría seguir horas leyendo y escuchando música pero mi cuerpo necesita descanso....

Ve. dijo...

No, no.

Me he negado a escucharlo antes de mañana (ya hoy). Quiero la manifestación física de este manifiesto. Pero claro, vengo aquí, pones esta canción, que me duele en el estómago, y caigo.

Muy mal por tu parte.


En otros asuntos, ojalá todas las rupturas fueran así de productivas, me queda leer la versión de Loriga para cerrar el caleidoscopio.

Y bueno, puestos a establecer paralelismos, yo la "resurrección Gainsbourg-Birkin" no la tengo muy clara, ni a nivel artístico ni estético. A no ser que lo plantees desde la visión "crápula-señorita", a lo mejor ligeramente podría acercarse pero...

Mr.Tambourine por cierto, que animado tienes esto hoy.